Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

viernes, 12 de enero de 2018

Un relato del incendio de Chorrillos


Foto: Nuestros Héroes. Episodios de la Guerra del Pacífico 1879-1883

Como la distorsión de un acontecimiento se convierte en mito

El jueves 13 de enero de 1881 se llevó a cabo la batalla más grande que hubo en Perú y la segunda más grande de Latinoamérica, superada solo por la batalla de Tuyutí. El ejército chileno (24,000 hombres) venció al ejército peruano (19,000 hombres) en la línea de San Juan, ubicada en los actuales distritos de Chorrillos, Surco y San Juan de Miraflores. Después de la batalla se originaron los hechos de triste recordación que terminaron en la destrucción de Chorrillos, en esa época, un bello balneario de 3,850 habitantes con calles que “apenas tienen tres metros de ancho y son verdaderos callejones”.(1)

El comandante William Alison Dyke Acland, marino británico del HMS Triumph (luego fue almirante y barón), estuvo agregado como observador en el ejército chileno y sobre lo que ocurrió al día siguiente de la batalla, el 14 de enero, escribió que “varios ingleses, mujeres y niños, que habían estado en el pueblo de Chorrillos ayer, habían sido trasladados al Cuartel para su seguridad” y que una “mujer italiana, cuyo marido había sido asesinado en su dormitorio, también había sido traída”. También contó que con el Sr. Scott, un gasfitero, fue a visitar su casa, y encontraron que todo había sido saqueado, “y uno de sus trabajadores, un inglés, estaba tirado en uno de los cuartos con los sesos destrozados”. Entre otras cosas, agregó que fue baleado por tres soldados borrachos.(2) Lo relevante para el presente estudio es su mención sobre la mujer italiana cuyo esposo fue asesinado porque fue es el único testimonio de la época que la menciona.

El testimonio de Acland fue publicado en 1881 en un folleto llamado “Six Weeks with the Chilian Army” pero circuló limitadamente y no fue conocido en el país hasta que en el siglo XX fue traducido al español por Alberto Tauro del Pino y Celia Wu Brading en publicaciones separadas.

EL ASESINATO DE LEONARDI

El jefe de la ocupación chilena de Lima, Patricio Lynch, tuvo que lidiar con los reclamos de los extranjeros por la destrucción de Chorrillos, Barranco y Miraflores, entre ellos, el asesinato de italianos en Chorrillos.(3) Uno de estos debió ser la muerte de Jean-Baptiste Leonardi.

Revisando los oficios que envió el ministro plenipotenciario de Gran Bretaña en Perú, Spenser St. John, a la Secretaría de Relaciones Exteriores de su país, en uno de ellos anexó la declaración del francés Charles Orengo sobre el fusilamiento de tres italianos, un francés y un portugués el 14 de enero (ver aquí) y la declaración de Dolores Hernandez sobre el asesinato de su esposo el 13 de enero.

Dolores Hernandez viuda de Leonardi, natural de Guayaquil, realizó su declaración en Lima el 5 de febrero de 1881 en la Cancillería de la Legación de Italia ante Pierre Noble Perolari-Malmignati, vicecónsul y secretario de la Legación italiana, de la cual se encargaba provisionalmente ante la falta de un ministro. Junto a Dolores Hernandez se presentaron Inocent Leonardi, Paul Deltodesco, Fidèle Giovannini y Jean-Baptiste Bottazzi, los tres primeros naturales de Montecrestese y el último de Pozzolo (Novi), todos ellos comerciantes de Chorrillos.

El testimonio de Dolores Hernandez sobre el asesinato de su esposo es el siguiente (está en español):

“Que como á las diez de la mañana del día trece de Enero pasado la declarante se encontraba en cama, después de tres días de parida, en la última pieza de la pulpería de propiedad del finado de su marido, Juan Bautista Leonardi; á esta hora las tropas chilenas victoriosas rodeaban la pulpería, y no pudiendo escaparse ni su esposo ni ella por el estado de su salud, se encerraron en su pulpería; pero algunos soldados chilenos rompieron las chapas con tiros de rifle y entraron, amenazando de muerte á ambos y á su tierno hijo de tres días, insultándolos por ser italianos y diciendo que como tales, tenían que morir; el nombrado Leonardi logró por algún tiempo, con ruegos y ofreciendo todo lo que poseía, salvar su vida y la de sus deudos; pero en fin, los soldados, después de haber saqueado toda la pulpería y casa habitación, hasta dejar desnuda a la declarante, hicieron tomar asiento á dicho Leonardi encima de la cama junto a su esposa e hijo, y dos entre ellos dispararon sus rifles contra él, que quedó muerto en el acto. La declarante fué salvada por un capitán del ejército chileno, que la entregó al Estado Mayor después de haberle proporcionado un traje para cubrirse. La Hernandez fué conducida al hospital de sangre de Chorrillos, adonde quedó hasta el día diez y siete de Enero, que fué puesta en libertad y se refugió en Lima”.(4)

Inocent Leonardi, Paul Deltodesco y Jean-Baptiste Bottazzi fueron a Chorrillos el 19 de enero, a la casa de donde vivió Juan Bautista Leonardi (o Jean-Baptiste, según la declaración este en español o francés), en la calle del Tren N° 62 y ellos encontraron  el cadáver de Leonardi, al que reconocieron perfectamente. “Él todavía estaba en la cama, como dijo su esposa”.(4)

Fidèle Giovannini dijo que “regresó a dicho lugar el 21 de enero, y encontró el cuerpo de Leonardi quemado en el mismo lugar indicado por su viuda y los testigos antes mencionados”.(4)

Estuve revisando diversos periódicos desde 1881 hasta 1890 y no encontré que se haya publicado los testimonios de estas personas, por lo que parece que permaneció inédito hasta ahora.

No tengo ninguna duda de que Dolores Hernandez es la mujer que describe William Acland en su testimonio.

LA DEMANDA DE DOLORES HERNANDEZ AL ESTADO CHILENO

Después de la guerra, se instalaron tribunales de arbitraje para resolver los reclamos de extranjeros por los daños ocasionados por las fuerzas armadas de Chile. Dolores Hernandez presentó el Reclamo N° 263 al Tribunal de Arbitraje Ítalo-chileno por el asesinato de su esposo.

Dolores Hernandez no solo se presentaba como viuda, sino como representante de Juan Bautista, hijo del fallecido Bautista Leonardi. Hernandez solicitó una indemnización de perjuicios por 30 mil soles plata.

El 5 de enero de 1888 en Santiago, el tribunal se declaró incompetente porque “no se ha presentado certificado consular, ni documento alguno, para acreditar el carácter de súbdito italiano de dicho Bautista Leonardi, i estimado deficiente la prueba testimonial, única rendida para comprobarlo”.(5)

Era imposible para Dolores Hernandez ganar el caso solo con su testimonio. Tenía que haberse presentado el testimonio de algún chileno (tal vez del capitán que la rescató) como testigo, pero en ninguno de los casos que he revisado de los tribunales de arbitraje, jamás se presentó un miembro de las fuerzas armadas de Chile confirmando que lo dicho por el demandante.

LA DAMA DE CHORRILLOS

Las memorias de los sobrevivientes o combatientes de un conflicto bélico son bastante interesantes y leídos porque tienen relatos crudos y desconocidos de la guerra. Un defecto de las “memorias” es que muchas veces fueron escritas varios años después de los hechos y la memoria de una persona es traicionera: se olvidan cosas, se recuerdan de cosas que nunca sucedieron o se relatan mal los hechos, y esto último pasó en un episodio relatado por el chileno Alberto del Solar, oficial del regimiento Esmeralda.

Del Solar narra el incendio de Chorrillos y entre sus anécdotas, relata que un prisionero le contó que mientras andaba por las calles de Chorrillos, escuchó el grito de una mujer y al entrar a su casa, la vio rodeada de 20 soldados ebrios (supuestamente peruanos porque lo llamaban capitán) y a su esposo, un italiano de 30 años, muerto. La mujer era “alta, rubia, mórbida, excepcionalmente bella y de no más de veinticinco años de edad”. Como los soldados decían que la mujer “es nuestra”, ella pidió que la matara “en el caso de que no pueda salvar mi honra” y por eso la mató de un disparo en la sien.(6)

Pienso que la mujer de ese relato se basa en Dolores Hernandez, solo que con varias deformaciones en la historia: los soldados que asesinaron a su esposo y la violentaron eran chilenos y no peruanos, fue un capitán chileno quien la rescató y ella no murió, sino sobrevivió y años después, como ya vimos, solicitó una indemnización al Estado chileno a través de un tribunal de arbitraje.

Así como el británico Acland, tal vez peruanos (prisioneros del Ejército chileno) se enteraron de la historia de esta mujer y con el paso de los años, se deformó la verdad hasta convertirse en un relato que aparece en el libro “Nuestros Héroes”, recopilación de anécdotas verdaderas y cuentas de la guerra.

En uno de los relatos de “Nuestros Héroes” de Nicolás Augusto González, llamado “El Incendio de Chorrillos”, cuenta que los soldados ebrios del regimiento chileno Buin entraron a una casa en Chorrillos, le pidieron a una anciana la llave de las cómodas a quien luego golpearon y después violaron a una joven de 22 años. La joven se recuperó después, tomó un rifle Remington y aprovechando que los soldados estaban ebrios, mató a cinco de ellos. La joven luego se suicidó arrojándose al mar desde el muelle.(7)

No he encontrado en libros, periódicos y archivos de la época un relato como el narrado por  Nicolás Augusto González, por lo que pienso que también puede ser el de la misma Dolores Hernandez, pero deformado como lo hizo Alberto del Solar.

NOTAS

(1) Mariano F. Paz Soldán. 1877. Diccionario Geográfico Estadístico del Perú, p. 318. Lima: Imprenta del Estado, calle de la Rifa.

(2) William A. Dyke Acland. Informes sobre la Defensa de Lima, p.98; en: Revista San Marcos N° 20 de 1879, Lima: Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

(3) Patricio Lynch. 1882. Memoria que el Jeneral en Jefe del Ejército de Operaciones en el Norte del Perú presenta al Supremo Gobierno de Chile, p. 114. Lima: Imprenta Calle de Junín Núm. 255.

(4) Public Record Office. 1882. Correspondence respecting the conduct of war against Peru by Chile 1879-81, pp. 64-65.

(5) Tribunal Arbitral Ítalo-chileno. 1891. El Tribunal Ítalo-chileno en las reclamaciones deducidas por súbditos italianos contra el gobierno de Chile 1884-1888, p. 329.

(6) Alberto del Solar. 1910. Diario de Campaña, pp. 114-118. Disponible en: ˂http://www.laguerradelpacifico.cl/Biblioteca/diario%20de%20campana.pdf˃ Visitada el 11 de enero del 2018.

(7) Nicolás Augusto González. 1903. Nuestros Héroes. Episodios de la Guerra del Pacífico 1879-1883, pp. 149-153. Lima: J. Boix Ferrer, editor.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Las 17 familias más ricas del Perú en el 2017


Las fortunas en Perú, como en todo Latinoamérica, generalmente son familiares. Las grandes empresas que cotizan en bolsa generalmente tienen como accionista principal a un grupo familiar. Los miembros de una misma familia son accionistas de otras empresas similares a las que cotizan en bolsa o son accionistas de holdings mediante las cuales, controlan otras empresas.

Al igual que lo hice el año pasado, realicé una investigación para determinar las 17 familias con el mayor patrimonio del país. El monto estimado es el valor aproximado de sus empresas si todas ellas juntas fueran puestas a la venta, a las que en algunos casos, he sumado algunos bienes inmuebles o efectivo por distribución de dividendos o venta de algún negocio. La metodología la explico aquí.

En base a esta muestra, he llegado a las siguientes conclusiones:
a) Solo dos, Rodríguez Rodríguez y Del Castillo, están aún bajo el control de la generación que originó el principal negocio.
b) Solo la familia Belmont Dauelsberg tiene una mujer que dirige el negocio de la familia.
c) Solo cinco familias tienen a mujeres en el directorio o gerencia de sus principales empresas.
d) Los orígenes de la fortuna de dos familias, Brescia y Romero, se remontan al siglo XIX.
e) La fortuna de una familia, Rodríguez Pastor, se originó en los últimos 30 años.
f) Varias familias han aumentado su patrimonio en relación al año pasado principalmente por la depreciación del dólar frente al sol.
g) Si bien han subido los precios internacionales del cobre y del zinc, las familias con negocios mineros mayormente se enfocan en oro y plata, cuyos precios casi no han variado.


En la lista elaborada, he considerado el patrimonio familiar por separado sin considerar las uniones matrimoniales entre ellos (Mulder-Fort Brescia y Benavides-Navarro Grau). En relación a la lista del año pasado, eliminé a la familia Miró Quesada porque tienen muchas ramas familiares (Graña, Roca Rey, etc.) con diversos negocios en donde no están involucrados el resto de miembros de la familia.

A continuación, una descripción de cada una de ellas

1. BRESCIA: US$ 6,520 millones

La familia Brescia, autodenominada Grupo Breca (Brescia Cafferata) son dueños de Tasa, una de las mayores productoras mundiales de harina de pescado; Minsur, la tercera productora mundial de estaño; Rímac Seguros, la mayor aseguradora del país; Exsa, la mayor productora de explosivos para la minería del país; Melón, la mayor cementera de Chile; CPPQ, la mayor productora de pinturas en Perú y Chile; el 46.1% del BBVA Continental, el segundo banco del sistema financiero, entre otros negocios. 

En agosto vendieron a la empresa argentina San Miguel su antigua empresa Agrícola Hoja Redonda por US$ 64 millones. La semana pasada, su empresa Intursa, propietaria del hotel Westin Lima y de la cadena de hoteles Libertador, compró los hoteles Marriot en Perú por S/ 561 millones.

Pedro Brescia Moreyra y Alex Fort Brescia son copresidente de Inversiones Breca. También tiene un papel importante Fortunato Brescia Moreyra, quien dirige el negocio minero. Hace pocas semanas, la familia empezó a reorganizar la estructura de su grupo económico en nueve holdings.

2. ROMERO: US$ 5,570 millones

Una de las familias más numerosas de la lista, con más de 50 miembros. Actualmente, la cuarta generación está al frente de los negocios de la familia.     

El principal patrimonio de la familia es su participación del 14% en Credicorp, el holding que controla el BCP, Pacífico Seguros, Prima AFP, etc. En los últimos 12 meses, la acción de Credicorp subió en 40% y su cotización sobrepasó los US$ 200.

Entre las empresas del Grupo Romero están Alicorp, la mayor empresa de consumo masivo de Perú con operaciones en otros ocho países de Latinoamérica y cuyas acciones subieron en 40% en los últimos 12 meses; Fino, el mayor productor de soya y girasol de Bolivia, entre otras.

En abril, el Grupo Romero adquirió a la chilena SAAM el 35% de Tramarsa (ya tenía el 65% restante) por US$ 124 millones. Tramarsa es líder en el país en operaciones marítimas y portuarias.

Dionisio Romero Paoletti es presidente de Credicorp y de las empresas del Grupo Romero. Otros miembros importantes son Luis Romero Belismelis y José Antonio Onrubia Holder, directores de las empresas del grupo; Calixto Romero Guzmán, director de las empresas del grupo en Bolivia, y Fernando Romero Belismelis, presidente de Corporación Primax, negocio de cadena de grifos en Perú y Ecuador.

La familia cuenta con la Fundación Romero, que apoya la creación de negocios para poblaciones necesitadas.

3. RODRÍGUEZ: US$ 4,800 millones

Desde 1986, los hermanos Vito y Jorge Rodríguez Rodríguez controlan Gloria, la mayor industria láctea del país. Convirtieron a Gloria en una empresa altamente rentable y sus utilidades la invirtieron en diversos negocios con éxito y hoy tienen operaciones en otros seis países de Latinoamérica. Actualmente, Claudio Rodríguez Huaco es el director ejecutivo de Gloria y su padre, Jorge, es el gerente general de la empresa.

Los Rodríguez también controlan Pil Andina, la mayor empresa láctea de Bolivia; Yura, la tercera cementera del país; Soboce, la mayor cementera de Bolivia; Suiza Dairy, la mayor empresa láctea de Puerto Rico; Coazúcar, un holding que controla las mayores azucareras de Perú (Casa Grande, Cartavio), Argentina (San Isidro) y Ecuador (La Troncal), entre otros negocios.

El escándalo Pura Vida afectó ligeramente las ventas de Gloria, pero peor fueron las consecuencias del fenómeno de El Niño Costero, que afectó gravemente a las azucareras del grupo.

Tras inversión de US$ 300 millones, este año inició operaciones su proyecto azucarero Agrolmos (10,000 Ha de caña de azúcar e ingenio) y en diciembre del año pasado adquirieron al Estado ecuatoriano el 36.2% de la cementara Ucem por US$ 146.8 millones, con lo que llegan a tener el 98% de las acciones de la tercera cementera del país del norte.

Gabriela Pérez y Carlos Rodríguez Pastor en el Allen & Co conference. Foto: Rob Latour/REX/Shutterstock

4. RODRÍGUEZ PASTOR: US$ 3,010 millones

Cuando Carlos Rodríguez Pastor Mendoza (1934-1995) falleció, les dejó a sus hijos y a su viuda el control del Interbank. Carlos Rodríguez Pastor Persivale asumió la presidencia del banco y amplió los negocios del grupo más allá de las finanzas, adquiriendo los supermercados Santa Isabel (hoy Plaza Vea) en el 2003, a la par de las inversiones que realizaba su fondo de capital privado Nexus Group (NG), fundado en 1998.

Los hermanos Carlos y Jorge Rodríguez Pastor integran el directorio de Intercorp Perú, que además del Interbank, controla Interseguro, Oechsle, Universidad Tecnológica del Perú, etc. NG tiene inversiones en Cineplanet, Don Belisario, San Miguel Industrias PET, hoteles Casa Andina, entre otros.

En noviembre del 2016, NG concretó la compra del 80% de Intralot (Te apuesto, Tinka) por S/ 233.6 millones. En mayo, la SBS aprobó la adquisición de Interseguro del negocio de renta vitalicia de Mapfre con activos por S/ 182.7 millones. En octubre, Intercorp Financial Services emitió US$ 300 millones en bonos para financiar la compra de Seguros Sura e Hipotecaria Sura.

Hace cuatro años, Carlos Rodríguez Pastor compró un departamento en un condiminio en Nueva York por US$ 21 millones, en donde tiene como vecinos al venezolano Gustavo Cisneros, al cubano Pepe Fanjul, al colombiano Carlos Alejandro Pérez, al egipcio Nassef Sawiris, al brasileño Benjamin Steinbruch, a los norteamericanos David Millstone y Charles Lazarus, entre otros empresarios.

Eduardo Hochschild. Foto: Vanity Fair/Matias Uris

5. HOCHSCHILD: US$ 1,360 millones

Eduardo Hochschild Beeck fue uno de los herederos de la fortuna de su tío Moritz Hochschild (1881-1965), conocido en Bolivia como uno de los “reyes del estaño”.

Eduardo Hochschild es el principal accionista de Hochschild Mining, empresa con operaciones en Perú y Argentina, y de Cementos Pacasmayo, la segunda cementera del país. Es uno de los más destacados coleccionistas de arte peruano y también es el principal patrocinador de la Universidad de Ingeniería y Tecnología – UTEC, entidad sin fines de lucro.

6. BENAVIDES: US$ 1,050 millones

Los hermanos Benavides Ganoza son los principales accionistas de Compañía de Minas Buenaventura, fundada por su padre, Alberto Benavides de la Quintana. Roque Benavides, actual presidente de la Confiep, es el presidente de Buenaventura y su hermano Raúl es el gerente de Desarrollo de Negocios de la misma compañía.

La familia también tenía el 20% de Inversiones La Rioja, propietaria de los hoteles Marriott en Lima y Cusco, pero hace pocos días vendió su participación a la familia Brescia por S/ 112 millones.

Eduardo Belmont Anderson. Foto: G de Gestión

7. BELMONT GRAÑA: US$ 1,020 millones

Alejandro Belmont Marquesado adquirió en el siglo XX la Antigua Botica Francesa en Lima, una de las mayores comercializadoras de medicamentos del Perú. Dos de sus nietos, los hermanos Fernando y Eduardo Belmont Anderson, fundaron Yanbal en 1967, fabricante de cosméticos para venta directa mediante consultoras de belleza.

En 1988 Eduardo se separa de su hermano y funda su propia empresa de venta directa de cosméticos, Belcorp, actualmente presente en 15 países del continente y que comercializa las marcas L’Bel, Ésika y Cyzone. También es propietario de Metrocolor, una de las mayores imprentas del país.

Las ventas de Belcorp han caído desde el record de US$ 1,960 millones el 2013 a US$ 1,094 millones el 2016.

Daniela Belmont Graña, hija de Eduardo, es directora de Belcorp y su hermana Claudia es presidenta de la Fundación Belcorp, que brinda programas educativos para sus consultoras.

Fernando Belmont y su hija Janine. Foto: G de Gestión

8. BELMONT DAUELSBERG: US$ 870 millones

Fernando Belmont Anderson fundó la empresa de venta directa de cosméticos Yanbal en 1967, en donde tuvo como socio a su hermano Eduardo hasta 1988, cuando se separaron.

Actualmente Yanbal tiene presencia en 11 países, con las marcas Yanbal y Unique. Su presidenta ejecutiva es Janine Belmont Dauelsberg, hija del fundador, siendo la mujer con el más alto cargo en esta lista. La familia tiene inmuebles en Florida.

Las ventas de Yanbal el 2016 llegaron a su record histórico de US$ 924 millones.

Johnny Lindley Suárez. Foto: G de Gestión

9. LINDLEY: US$ 820 millones

El 2015, los hermanos Lindley Suárez vendieron a la mexicana Arca Continental su participación en Corporación Lindley, embotelladora en Perú de Inca Kola y Coca Cola, por US$ 909 millones, pero luego realizaron un aumento de capital en Arca, en la cual ahora son accionistas minoritarios con el 3.8% de la embotelladora mexicana.

Johnny Lindley sigue en el directorio de Corporación Lindley y junto con sus hermanas, han reorganizado sus negocios inmobiliarios y retail bajo el nombre de Lindcorp. Ahora son propietarios de la cadena de minimarket Tambo+, de la cual ya tienen 150 locales, y hace unos días han inaugurado su primera tienda Aruma de venta de cosméticos.

10. DEL CASTILLO: US$ 600 millones

Guido del Castillo Echegaray es un ingeniero de minas cusqueño. Fue representante de la empresa canadiense Highland Queen, a la que le compra sus concesiones auríferas en Arequipa. También compró minas del grupo Hochschild en la década de 1970. Al mismo tiempo, prestaba servicio de perforaciones diamantinas para exploraciones mineras. Su despegue empresarial se dio este siglo con el inicio de operaciones de la mina Aruntani, que fue una de las mayores productoras de oro del país. Actualmente, Guido del Castillo también tiene las mineras Anabi y Apumayo, aunque las ventas de sus empresas, a excepción de Anabi, están disminuyendo los últimos años.

Habitualmente, Guido del Castillo financia actividades de arqueología prehispánica y es patrocinador del Museo Andrés del Castillo, entidad sin fines de lucro.  También es un ferviente católico que en el 2006 le obsequió una pepita de oro al Papa Benedicto XVI.

11. FISHMAN: US$ 590 millones

La familia Fishman inicia sus negocios en Perú hace 50 años, cuando eran dueños del fabricante de cuadernos Justus y de Papelera Nacional SA, distribuidora de útiles de escritorio como la marca Faber Castell. Su despegue empresarial se da en la privatización de la década de 1990, mediante la cual adquieren la empresa de sal Emsal y el complejo papelero de Paramonga.

Hoy en día, la familia Fishman tiene el 94.5% de Quimpac, la mayor productora de sal para consumo doméstico, cloro, soda caustica, entre otros productos químicos, con operaciones en Colombia y Ecuador. Papelera Nacional fabrica papeles, cartones, cuadernos, etc. Sin embargo, su mayor patrimonio es el 25.1% que tiene en las plantas de generación eléctrica de Kallpa, Samay I y Cerro del Águila, en donde es socio de la israelí Kenon Holdings desde el 2009.

Marcos Fishman Cotlear es el presidente de las empresas del grupo, su hijo Simon Fishman Lerner es gerente general de Quimpac y Mario Fishman Lerner es director de las empresas del grupo. Simon Fishman también es apoderado de la Unión Israelita del Perú.

12. MARSANO: US$ 520 millones

Tomás Marsano Gutiérrez fue un acaudalado empresario minero e inmobiliario de la primera mitad del siglo XX, dueño de una hermosa mansión demolida en el 2002. Uno de sus nietos, Andrés Marsano Porras (1944-1999), fundó la empresa Minera Aurífera Retamas S.A. (Marsa) en 1981, para explotar uno yacimiento de oro en Pataz (La Libertad). Hoy sus hijos Andrés y Verónica Marsano Conroy son vicepresidentes ejecutivos de Marsa, que es la séptima productora de oro del país.

Los hermanos Marsano Conroy también tienen un family office, MC Kpital, que es propietaria de la marca de ropa Dunkelvolk, de la marca de cosméticos D! Make Up y de las tiendas Do it!, Do it Kids!, Funky Fish y Glitter, presentes en nueve países de Latinoamérica. A través de MC Energía tienen proyectos de minicentrales hidroeléctricas. Ellos también conducen Fe y Misericordia, una asociación sin fines de lucro que se dedica a ayudar a la población en extrema pobreza.

13. AÑAÑOS ALCÁZAR: US$ 500 millones

Jorge Añaños Jerí y Tania Alcázar fundaron su empresa de bebidas gaseosas en 1986. En el 2002 se inició la internacionalización de Industrias San Miguel y hoy operan en cuatro países de la región, siendo sus principales mercados República Dominicana y Brasil. Producen bebidas de las marcas Kola Real, Cielo, Goob, etc.

Desde la década de 1990, los Añaños Alcázar tomaron caminos diferentes del negocio del resto de los hermanos Añaños Jerí, agrupados en Grupo Embotellador Atic, aunque Jorge Añaños Jerí tiene el 16.6% de marcas producidas por sus hermanos.

La segunda generación está ahora al timón del negocio: Arturo Marroquín Alcázar es gerente de Industrias San Miguel en República Dominicana, Hans Añaños Alcázar es director de proyectos de la firma, Katerina Añaños es gerente en Brasil y Cintya Añaños Alcázar es gerente para Perú y Chile.

14. NAVARRO GRAU: US$ 440 millones

Los hermanos Navarro-Grau Dyer tienen el 78% de Consorcio Minero Horizonte, empresa fundada en 1978 que actualmente es la tercera productora de oro del país. Los Navarro Grau son descendientes del héroe Miguel Grau.

Los Navarro-Grau Dyer también tienen inversiones en otros sectores. Thessa Navarro Grau es directora del fondo Enfoca. Michelle Navarro Grau es una conocida amazonas que ha representado a Perú en diversas competencias ecuestres y es directora de cementerios Campo Fe. Rafael Navarro Grau compró una casa en Florida por US$ 10 millones hace tres años.

15. MULDER: US$ 430 millones

El suizo Frederic Mulder fundó Química Suiza en 1939, una distribuidora de productos farmacéuticos. Sus hijos, los hermanos Mulder Panas, han extendido Química Suiza en otros cinco países de la región y el 2005 incursionaron en el negocio de las farmacias con MiFarma, la cual ha crecido en base a adquisiciones. Actualmente, Quicorp, el holding de la familia, tiene la mayor cadena de farmacias del país, con cerca de mil puntos de venta, la mayoría con la marca MiFarma.

Louis Leonardus Mulder Panas es el gerente general de Quicorp, mientras su hermanos Jan Mulder es director de varias empresas, no todas de la familia. Jan Mulder también es un reconocido coleccionista de fotos y es presidente del Centro de la Fotografía y de la Alianza Francesa de Lima.

Rafael Quevedo Flores. Foto: El Comercio

16. QUEVEDO: US$ 420 millones

El huamachuquino Rafael Quevedo Flores fundó en 1967 Avícola del Norte en el Valle de Virú, negocio que creció gradualmente hasta la compra de los activos de la norteamericana Arbor Acres a fines de la década de 1970, que les permitió ampliar sus negocios avícolas. En 1989, Rafael Quevedo incursiona en el negocio agroexportador fundando Talsa y en el 2005 crea un negociado ganadero lechero. Con el paso de los años, el conjunto de sus negocios son conocidos como Grupo Rocío, debido al nombre de su principal empresa, Avícola El Rocío. Hoy en día, las empresas de Grupo Rocío son dirigidas por Ulises Quevedo Berastein, Talsa es una de las agroexportadoras más grande del país y su negocio ganadero le vende 100 mil litros de leche diarios a Gloria.

En octubre, la familia Quevedo llegó a un acuerdo con la chilena Hortifrut para vender el negocio de arándanos, incluyendo el 50% que tienen en la empresa Hortifrut-Tal SAC, por un pago de US$ 165 millones más el 17.13% de acciones de Hortifrut y un pago futuro al 2021 si el negocio sobrepasa la meta de EBITDA.

Rafael Quevedo fue ministro de Agricultura en 2010-2011.

17. VERME: US$ 390  millones

En 1980, Carlos Verme era uno de los principales accionistas del Banco de Crédito y de Seguros La Nacional. Hoy los hermanos Verme son los segundos accionistas en importancia de Credicorp y son accionistas minoritarios en Inversiones Centenario, una de las principales inmobiliarias del país, Corporación Cerámica y Cerámica Lima.

Juan Carlos Verme Giannoni es un reconocido coleccionista de arte contemporáneo y es presidente del MALI, en donde ha donado su colección de acuarelas de Pancho Fierro.

jueves, 12 de octubre de 2017

Las exportaciones legales peruanas de cocaína y hoja de coca


Publicidad de Coca Cola del siglo XIX en donde resalta que contiene hoja de coca. Foto: Pinterest

En Perú hubo una industria legal de la cocaína hasta 1949, cuando el Gobierno de Odría, presionado por la diplomacia de EEUU, prohibió su producción por parte de empresas peruanas. También en esa época, se paralizó las exportaciones de hoja de coca a EEUU que realizaba la familia trujillana Pinillos para la elaboración de un ingrediente esencial para la bebida gaseosa Coca-Cola. Fue entonces que se creó la Empresa Nacional de la Coca (Enaco) como un monopolio para la comercialización de la hoja de coca y sus derivados. Actualmente, Enaco está facultado para la producción de pasta básica de cocaína (PBC) o sulfato de cocaína, así como también mate de coca, extracto de coca, etc.

LAS EXPORTACIONES DE HOJA DE COCA PARA LA COCA-COLA

Desde sus inicios, Enaco exporta hoja de coca a EEUU para la empresa Stepan Company, que se dedica a elaborar productos químicos para la industria de alimentos, farmacéuticas, etc. Stepan elabora un extracto de coca que es usado como ingrediente para la elaboración del jarabe concentrado de Coca-Cola. Este jarabe es exportado desde EEUU al resto del mundo.

Stepan no obtiene la hoja de coca solo de Perú, sino también de Bolivia, y para ambas operaciones tiene autorización de la DEA.

Desde inicios del siglo XX, el extracto de coca para la Coca-Cola es totalmente descocainizado. Stepan vende la cocaína a otros laboratorios que los usan para elaborar clorohidrato de cocaína grado médico, como a la filial norteamericana de Mallinckrodt Pharmaceuticals.(1)

Stepan no es la única que importa hoja de coca a EEUU. Como existe una demanda de uso de cocaína como ingrediente de las anestesias para operaciones quirúrgica (principalmente oculares), otras empresas farmacéuticas norteamericanos han comprado hoja de coca a Enaco para elaborar su cocaína, pues está prohibida la importación de cocaína a EEUU. Una de estas fue la desaparecida Penick Corporation (fusionada con The Siegfried Group), que tenía licencias de importación y de producción de sustancias controladas para producir medicamentos para el dolor. Enaco exportó hoja de coca para Penick hasta el 2006 (2) y desde el 2007, su único cliente en el exterior de hoja de coca es Stepan.

Los precios de exportación de hoja de coca es entre S/ 13,000 y S/ 14,000 por tonelada.

Fuente: Memorias anuales de Enaco

El record de exportación de hoja de coca es de 1,341 toneladas en 1905, cuando no existía Enaco y los hacían comerciantes particulares. Actualmente, es muy difícil la exportación de hoja de coca porque la Convención Única de las Naciones Unidas de 1961, injustamente, la declaró como estupefaciente y su estatus no ha variado.(3)

LAS EXPORTACIONES DE COCAÍNA CON FINES MÉDICOS

Enaco exporta cocaína al 92% en forma de PBC (cocaína base, cocaína cruda o sulfato de cocaína) a Europa o Japón, en donde las empresas farmacéuticas lo refinan en clorohidrato de cocaína y/o lo usan como ingrediente para sus medicamentos, principalmente anestesias.

El principal cliente es MacFarlan Smith, farmacéutica escocesa subsidiaria de Johnson Matthey, conocida por sus opiáceos que produce desde el siglo XIX. MacFarlan Smith le compra a Enaco lotes de 110 kilos de PBC (hasta un máximo de tres lotes en un año) a precios que varían entre S/ 4,800 y S/ 5,600 por kilo. Su importancia es tal que cuando MacFarlan Smith no compró cocaína el 2014 (porque tenía stock en sus almacenes), Enaco no realizó ninguna exportación de cocaína ese año.

Otras empresas farmacéuticas también han adquirido pequeños lotes de cocaína de Enaco. Una de ellas es la alemana Merck, una de las pioneras en la producción de clorohidrato de cocaína en el siglo XIX, que compró un lote en el 2004. Otros han sido la portuguesa Uquipa, la japonesa Takeda Pharmaceutical (compró lotes de 20 kilos el 2005, 2009 y 2011), la suiza Lipomed (compró un kilo el 2011) y la española Alcaliber (compró un kilo el año pasado).

Fuente: Memorias anuales de Enaco

El record de exportación de cocaína fue de 10,688 kilos en 1901, cuando no existía Enaco y las exportaciones lo hacían empresas privadas. Debido a las prohibiciones internacionales, es casi imposible hoy en día exportar mayores cantidades de cocaína.

NOTAS

(1) May, Clifford D. (01/07/1988). How Coca-Cola obtains its coca. EEUU: The New York Times. Recuperado de http://www.nytimes.com/1988/07/01/business/how-coca-cola-obtains-its-coca.html

(2) Enaco. Memoria Anual 2006, pp. 39-40.

(3) Convención Única de estupefacientes de 1961. Recuperado de https://www.unodc.org/pdf/convention_1961_es.pdf

domingo, 17 de septiembre de 2017

El Estatuto Provisorio de la Asamblea Nacional de Ayacucho de 1881


Foto del autor

Después que el ejército chileno ocupara Lima (17/05/1881), fracasaron las negociaciones de paz para poner fin a la guerra con Chile que llevó a cabo Nicolás de Piérola, quien gobernaba el país como un dictador con el título de Jefe Supremo y Protector de la Raza Indígena. Fue entonces que se formó en la capital una junta de notables que nombró como presidente provisorio a Francisco García Calderón (22/02/1881) sujeto a la Constitución de 1860, aunque de acuerdo a esta carta magna, le correspondía el gobierno al general Luis la Puerta, el primer vicepresidente del país del gobierno que fue interrumpido por el Golpe de Estado de Piérola (21/12/1879), pero el general La Puerta se negó (1).

El Gobierno de García Calderón se instaló en el distrito de Magdalena, en ese entonces, un pueblo separado de la capital y declarado zona neutral por el ejército chileno. La prioridad del Gobierno de García Calderón, apoyado por el Partido Civil, fue convocar un Congreso, que se instaló en Chorrillos, con la finalidad de aprobar un posible acuerdo de paz con Chile. El principal problema del Congreso de Chorrillos fue completar el quórum de la Cámara de Diputados (2). El Congreso de Chorrillos tuvo poca actividad y el pleno se reunió solo cinco veces entre julio y agosto de 1881.

En oposición a García Calderón, Piérola formó un gobierno fuera de Lima, en las zonas no ocupadas por el ejército chileno. Como el Gobierno de Piérola era una dictadura que había interrumpido el orden democrático, no podía acogerse a la Constitución de 1860. Se convocó a una Asamblea Nacional en Ayacucho, para lo cual se realizaron procesos electorales en provincias. Esta Asamblea de Ayacucho, al igual que el Congreso de Chorrillos, debía aprobar un posible tratado de paz con Chile.

A diferencia del Congreso de Chorrillos, la Asamblea de Ayacucho tuvo mucha actividad. Se instaló en la iglesia San Agustín de Ayacucho el 28 de julio de 1881 con 68 diputados, contando como presidente con Pío Benigno Meza (3). Su primera labor fue nombrar presidente a Nicolás de Piérola, con lo que en teoría dejaría de ser dictador al ya contar con un Poder Legislativo.

Foto del autor

EL ESTATUTO PROVISORIO

La más importante obra de la Asamblea Nacional de Ayacucho fue el Estatuto Provisorio de 1881. La dictadura de Piérola se había estado rigiendo desde diciembre de 1879 en base a un Estatuto Provisorio de solo 12 artículos, dictado por el mismo Piérola (puede verse aquí). El Estatuto Provisorio de 1881, a diferencia de los anteriores estatutos provisionales que habían existido en la vida republicana, llegaba casi al rango de una Carta Magna al ser elaborado por un Poder Legislativo. 

El Estatuto Provisorio de Ayacucho era bastante extenso en comparación al de 1879, con 42 artículos (siendo el más extenso el artículo 31, que le daba 18 atribuciones al presidente) agrupados en siete títulos. Me parece que el más importante es el Título Sexto, pues reconoce que el Poder Judicial es independiente (artículo 35) y que están vigentes los códigos civiles, las leyes, decretos supremos y reglamentos que regían en el país antes del Golpe de Estado de Piérola (artículo 36). 

Ha sido el historiador Francisco Yábar quien mejor ha analizado este Estatuto Provisorio. Según Yábar, hay una omisión sobre la integridad del territorio nacional que sí estaba contemplado en el Estatuto Provisorio de 1879 y en la Constitución de 1860. La omisión fue aprobada en “una rápida votación y alcanzó el 87.5% de consenso” (4). En la práctica, este Estatuto Provisorio facilitaba un tratado de paz con Chile con cesión territorial por lo que la Asamblea de Ayacucho tenía una ventaja sobre el Congreso de Chorrillos, que no podía aprobar ningún tratado de paz que incluyera una cesión de territorio sin previa modificación de la Constitución Política.

Foto del autor

LA PUBLICACIÓN DEL ESTATUTO

El Estatuto Provisorio fue aprobado por la Asamblea el 10 de septiembre de 1881 y publicado en el Diario Oficial de Ayacucho en su edición número 13 del sábado 17 de septiembre. 

El Estatuto también fue publicado en un folleto aparte del cual muestro algunas páginas en fotos en este post. Este folleto está muy deteriorado no solo por el paso de los años, sino porque fue impreso en papel periódico de la época, similar al papel del Diario Oficial de Ayacucho. El folleto del Estatuto Provisorio es pequeño, pues mide 8.6 cm x 12.2 cm aproximadamente.

Después de 1881, el Estatuto Provisorio no volvió a ser publicado sino hasta el 2009, como anexo a la obra “La Campaña de la Resistencia en los Andes 1881-1883” de Francisco Yábar.

EL FIN DE LOS GOBIERNOS DE MAGDALENA Y AYACUCHO

Lo usual en esa época era que los congresos se reunían no más de dos meses en el año. El Congreso de Chorrillos culminó sus sesiones el 23 de agosto de 1881, mientras la Asamblea de Ayacucho el 12 de septiembre.

El 28 de septiembre de 1881, Lynch suspendió la autoridad que tenía el Gobierno de García Calderón en el territorio ocupado por el ejército chileno. Finalmente, el 6 de noviembre Francisco García Calderón fue arrestado y conducido a Chile.

Si bien Piérola gobernaba en el territorio peruano libre de las fuerzas chilenas, pronto sus mandos militares fueron seducidos por emisarios del Gobierno de García Calderón. Mientras intentaba organizar un ataque a las guarniciones chilenas en combinación con el gobierno boliviano, entre octubre y noviembre se sublevaron, sucesivamente, las fuerzas de Arequipa, Cajamarca y Chosica. Solo las dos primeras reconocieron al Gobierno de García Calderón, mientras las de Chosica, al mando del general Andrés A. Cáceres, flamante ministro de Guerra y Marina del Gobierno de Piérola, solo desconoció su mandato sin reconocer al Gobierno de García Calderón. Tras la defección del grueso de sus fuerzas, a Nicolás de Piérola no le quedó otra que dimitir a la Presidencia de la República el 28 de noviembre de 1881, con lo que también terminó la vigencia del Estatuto Provisorio de Ayacucho. 

NOTAS

(1) Mariano Felipe Paz Soldán, 1979. Narración Histórica de la Guerra de Chile contra el Perú y Bolivia, T. III, pp. 133-134. Segunda edición. Lima, Perú: Editorial Milla Batres.

(2) Julio César Abanto Chani, 2017. El Congreso de la República durante la ocupación chilena: Chorrilos, Ayacucho, Cajamarca y Arequipa 1881-1883, pp. 32-43.

(3) Francisco Yábar Acuña, 2009. La Campaña de la Resistencia en los Andes 1881-1883, T. II, pp. 63-74.

(4) Ibídem, p. 97.