Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

martes, 8 de julio de 2014

El Chalaco que en una tarde de fútbol fue más que Di Stéfano

La liga profesional colombiana se inició en 1948 y como Colombia no estaba en la Fifa, sus clubes ofrecían altos sueldos a los jugadores por quienes no pagaba nada por su fichaje o carta pase. Fue en agosto de 1949 cuando el gran Alfredo Di Stéfano llega al Millonarios de Bogotá, llevado por su compatriota y excompañero del River Plate, Adolfo Pedernera, estrella del equipo azul.

Muchos argentinos llegaron por aquellas fechas debido a la huelga de jugadores que paralizó la liga profesional argentina.

En el Millonarios también eran titulares los peruanos Alfredo Mosquera e Ismael Soria, pero los peruanos que brillaron en aquel año de 1949 en el fútbol colombiano fueron ‘Vides’ Mosquera, Valeriano López y Guillermo Barbadillo, jugadores del Deportivo Cali. Ese año, el Millonarios y el Deportivo Cali igualaron en puntos en la liga y para dilucidar al campeón, jugaron una final entre ellos, obteniendo el título el Millonarios de Di Stéfano.

Todos los jugadores peruanos que fichaban por clubes colombianos eran castigados a perpetuidad por la Federación Peruana de Fútbol (FPF), aunque hubo amnistía en 1951, cuando se organizó el primer campeonato profesional de fútbol en Lima.

Uno de los jugadores peruanos que arribó al fútbol colombiano en septiembre de 1949 fue el interior Juan Lecca, quien fuera la estrella del club Atlético Chalaco que ganó el Campeonato de Selección y Competencia de 1947 (torneo antecesor al campeonato profesional de 1951). Lecca –apodado el Peoncito de oro- fue uno de los siete jugadores de la selección nacional que fueron castigados por escaparse de la concentración previo al Sudamericano de Brasil de 1949 (leer aquí).

El domingo 11 de septiembre, Lecca debutó en el club Once Deportivo Manizales, hoy llamado Once Caldas, que se enfrentó nada menos que al Millonarios de Di Stéfano, Pedernera, Rossi, Mosquera y Soria. Ese día también debutó el peruano Portanova en el Once Deportivo. Lecca debutó con el pie derecho, pues según la información recogida por el diario limeño La Crónica, Lecca fue nombrado el mejor jugador del partido por el diario El Tiempo de Bogotá, a pesar que su equipo cayó 2 a 5.

La Crónica, 15 de septiembre de 1949

El Once Deportivo formó aquella tarde con: Acosta; Molina y Sarria; Armendolari, Restrepo y Carbonell; Duque, Portanova, Lecca, Ramírez y Alume.

El Millonarios formó con: Ochoa; Zuloaga y Aves; Soria, Rossi y Corzo; Mosquera, Cabillón, Di Stéfano, Pedernera y Castillo.

El partido se jugó en el estadio de Palogrande de Manizales, ante 15 mil espectadores, la mayor asistencia hasta entonces. El peruano Portanova se fue lesionado del tobillo a los cinco minutos, después de marcar un gol -que no fue validado porque el arquero Ochoa sacó el balón por y el árbitro Gregorio estuvo lejos de la jugada- cayendo el defensa azul Aves encima de él. El primer tiempo terminó 0 a 3 a favor de los visitantes, pero en el segundo tiempo, el Once Deportivo llegó a ponerse 2 a 3 antes de caer definitivamente 2 a 5.

En el diario El Tiempo se lee: “Juan Lecca, conduciendo magistralmente y coordinando el juego en forma total y dominante da la tónica y los locales se emplean con coraje y técnica completos”. El desempeño de Lecca aquella tarde estuvo por encima de los argentinos del Millonarios: Di Stéfano, Pedernera y Rossi. El reportaje de El Tiempo señala que el equipo de casa no anotó más goles por errores del árbitro.

Lo cierto es que después de ese partido, Lecca no volvió a dar una actuación similar. En la liga de 1949 el Once Deportivo quedó puesto nueve de 14 y en la liga de 1950 quedó puesto 16 de 16. En aquella época no había baja porque en una sola división se agrupaban todos los equipos profesionales.

Lecca regresó a Perú a jugar en el Atlético Chalaco en el campeonato profesional de 1951, pero tras un arranque malo en los primeros partidos, un buen día Lecca tomó el primer avión a Colombia a seguir jugando en la liga del país cafetero. Aparentemente Lecca siguió emborrachándose en Colombia, pues no volvió a ser convocado en la selección nacional.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario