Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

jueves, 17 de julio de 2014

El drama de los trabajadores independientes por el aporte obligatorio a las AFPs


A partir del próximo 1° de agosto, los trabajadores independientes tendrán que afrontar un descuento de sus recibos por honorarios para su aporte obligatorio a las AFPs, una medida que realmente me parece injusta.

Los trabajadores independientes, a diferencia de los trabajadores dependientes, no reciben gratificación ni en julio ni en diciembre, mientras los trabajadores dependientes si reciben estos ingresos adicionales totalmente libre de descuentos de AFPs. Tampoco las empresas les pagan Essalud o alguna EPS a los trabajadores independientes, así como tampoco CTS o algún tipo de liquidación cuando dejan de laborar. Por esta razón, el trabajador independiente de sus ingresos tiene que derivar una parte a gastos de salud y otra a ahorros para cuando deje de trabajar (algo que sucede muchas veces de improviso para ellos) además de otros gastos, como pagar a un contador para el pdt mensual, la Declaración Jurada anual o pago de impuesto a la renta. Si a todos los gastos extras que incurren los trabajadores independientes les suman los descuentos de AFPs, realmente emitir recibos por honorarios se convierten en un martirio.

De acuerdo al boletín semanal de la SBS, en Perú hay 5,594,448 afiliados a las AFPs, de los que sólo el 5.7% son trabajadores independientes, aunque como la afiliación para los independientes es ahora obligatoria, este porcentaje aumentará en los próximos meses.

Las AFPs tampoco se muestran muy eficientes al momento de administrar los fondos de los afiliados. La rentabilidad real es bastante baja, es como si ahorraras en un banco y lo peor, es muy probable que nunca llegues a cobrar en tu pensión de jubilación todo lo que has ahorrado (ver aquí), incluso algunos sólo cobran S/. 10 mensuales (vea aquí). Los siguientes cuadros ilustran claramente la pobre rentabilidad de los fondos de pensiones:



El valor total de los fondos administrados, incluyendo AFP Hábitat (no figura en el cuadro porque tiene menos de un año de operación), asciende a S/. 108,499 millones.

Lo malo del sistema de pensiones, es que nuestros fondos pueden caer pero las AFPs siguen ganando, tienen un ingreso fijo por las comisiones que cobra, ingresos que seguirán aumentando con la afiliación de los trabajadores independientes. Sólo en el primer trimestre del año, las AFPs acumularon de utilidad neta más de S/. 137 millones. Vean el siguiente cuadro:


AFP Hábitat trabaja con pérdida porque es una empresa nueva y juzgo que seguirá así en los próximos dos años. Esta AFP es una subsidiaria del gremio Cámara Chilena de la Construcción, que en Perú también es propietaria de la aseguradora Vida Cámara.

Tampoco las AFPs no son del todo transparentes como ellas afirman. Recuerdo un escándalo que estalló el año 2000, cuando funcionarios de la desaparecida AFP Horizonte se coludieron para adquirir en el extranjero acciones de Telefónica de España a través de la Sociedad Agente de Bolsa Seminario, porque en esa época las AFPs estaban impedidas de adquirir acciones en el extranjero. Lo que hizo Seminario SAB fue comprar las acciones de Telefónica de España y venderlas en la Bolsa de Valores de Lima (BVL). Como los funcionarios de AFP Horizonte esperaban que las acciones subieran de precio, las compraron para luego venderlas en la BVL y quedarse con las ganancias, pero como esto no sucedió, las vendieron a precios menores que los adquiridos y las pérdidas las asumió AFP Horizonte.

Las comisiones que pagarán los trabajadores independientes son realmente altas. Cuando su recibo por honorario supera los S/. 1,500, se le descuenta un 10% de impuesto a la renta y encima, ahora se le descontará 2.5% para su fondo de pensiones (quien sabe si algún día lo cobren), 1.23% de la prima de seguro de su fondo de pensiones -asignada el año pasado a las aseguradoras Rímac, Ohio, Vida Cámara y Rigel mediante licitación pública (13/09/13)- y una comisión de AFP que varía desde 0.47% (si estás en comisión mixta) hasta 1.69% (si estás en comisión por flujo). A continuación, tomamos un ejemplo de cuanto te descontarán a partir del próximo 1° de agosto si emites un recibo por honorario por S/. 1,600 y otro de S/. 750, en el supuesto que estas afiliado a Profuturo AFP en comisión por flujo:


Es decir, si ganas S/. 1,600 al mes en recibo por honorario, sin contar el descuento para tu fondo de pensiones, se te descontará S/. 206.72 y si ganas el sueldo mínimo en recibo por honorario, se te descuenta S/. 21.90, sin agregar con el descuento de tu recibo por honorario. En pocas palabras, se le descontará más de lo que aportarán a su fondo.

Además, todo ese descuento los trabajadores independientes tienen que ponerlo en su declaración jurada anual como un ingreso que han recibido y pagar impuesto a la renta sobre el monto, de ser el caso. La situación empeorará en el futuro porque el descuento para el Fondo de Pensiones aumentará a 5% a partir del 1° de agosto del 2015, a 7.5% a partir del 1° de agosto del 2016 y a 10% a partir del 1° de agosto del 2017. 

Por esta y muchas otras razones, el trabajador independiente no debería tener descuento alguno por recibo por honorario, es una medida que lo perjudica e inclusive, puede afectar el bienestar presente de su hogar. 

Nunca me ha parecido correcto el sistema de pensiones privado. Si tu fondo pierde, como ha sucedido en otros años, las AFPs también deberían perder, o por lo menos, reducir sus comisiones, porque son empresas con ingresos fijos (comisiones) y siempre tendrán utilidades, todos los años, a pesar que el fondo que administre se vuelva más pequeño. Lo mejor sería que cada uno tenga sus ahorros para su vejez. Algunos jóvenes compran su propio departamento o algún otro bien material, lo que ya es un ahorro porque es un bien que lo puede vender en el futuro. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario