Acerca de mí

Mi foto
Ingeniero en Industrias Alimentarias de la Universidad Nacional Agraria La Molina, pero que se dedica a un montón de cosas, como escribir en sus ratos libres. Gusta de política, economía, fútbol, música, entre otros. Hobby principal: investigación histórica, principalmente a la Guerra con Chile, aunque también investiga sobre el desarrollo de las empresas peruanas en la actualidad. Es coautor del libro "La Última Resistencia. La batalla en el Morro Solar de Chorrillos el 13 de enero de 1881". Si desean adquirirlo, escribir al e-mail elinaresm@hotmail.com

domingo, 26 de octubre de 2014

Tres anécdotas sobre Tito Drago

Roberto ‘Tito’ Drago Burga fue uno de los mejores jugadores peruanos de las décadas de 1940 y 1950. Tras su fallecimiento el último viernes 24, busqué en mi archivo del diario La Crónica algunas noticias sobre él y encontré tres anécdotas interesantes que comparto con ustedes a continuación:

Le anotó cinco goles al Sport Boys en un solo partido

Fue el sábado 3 de septiembre del año 1949. Era el primer partido novena fecha del Campeonato de Selección y Competencia, el antecesor del Descentralizado. Tanto el Sport Boys como el Municipal estaban a media tabla en un torneo de ocho equipos. Se enfrentaron en el antiguo Estadio Nacional ante una asistencia de 16 mil espectadores. Ambos clubes habían perdido muchos jugadores en relación al año anterior, pues varias de sus estrellas se fueron a jugar a Colombia deslumbrados por las altas sumas que se ofrecían allá, en la época de El Dorado. En la primera rueda del campeonato el Boys había goleado 5 a 1 al Muni, por lo que este último equipo salía a vengarse y vaya que se cobró bien la venganza.

La Crónica 1949

El Sport Boys abrió el marcador del partido a los 14 minutos, pero luego vino la ofensiva del Municipal. Tito Drago no era el goleador del Muni, pues no jugaba de centrodelantero sino de interior derecho. En ese entonces los jugadores no tenían números en su camiseta pero él hubiera sido el número 10.

Tito Drago empató el partido a los 25 minutos del primer tiempo:
 “Navarrete le pasó la pelota a Tito Drago, éste avanzó, eludió a Pacheco y luego a Azcar (arquero del Boys) que le salió al encuentro y disparó con toda seguridad. Fué un gran gol que aplaudió la afición. Este gol inició el “rosario” de Municipal. Cuatro minutos más tarde un avance de la delantera edil culminó nuevamente con un pase de Navarrete a Drago, quien disparó un potente tiro bajo y a la esquina, que dejó sin chance a Azcar”.(1)

Naverrete anotó un nuevo gol para el Muni al minuto 38.
 “Dos minutos después, Drago vuelve a vencer a Azcar. Recibió un paso de Puelles y avanzó, descontó adversarios y disparó un potente tiro al ángulo que escapó al control de Azcar. Era el cuatro gol del Municipal”.(2)

En el segundo tiempo, Municipal sigue controlando el partido. A los 19 minutos Tito anota el quinto gol para el Muni:
 “Naverrete habilita a Tito Drago. El magnífico entreala “edil” elude a Lavalle y desde un costado y a regular distancia dispara fuerte shot rasante que no puede ser controlado por Azcar”.(3)

Navarrete anotó el sexto gol del Municipal en el minuto 33 de penal. Dos minutos después, Drago vuelve a anotar:
 “Luego de burlar seguidamente a M. Calderón y a Pacheco, Tito hizo lo mismo con Azcar, que había salido en pos de cortar la jugada, pero todo fue inútil: el tanto quedó marcado, en forma magnífica”.(4)

Lavalle descontó para el Boys de penal al minuto 40 y el partido quedó 7 a 2 a favor del Muni, la mayor goleada del campeonato oficial de ese año.

No juega un partido por ir al hipódromo

El año 1951 se realizó el primer campeonato profesional en el fútbol peruano. Todavía se llamaba Campeonato de Selección y Competencia y lo jugaron diez clubes de Lima y Callao. El Municipal hizo millonarias contrataciones, tanto así que La Crónica vaticinaba que en el futuro iba tener problemas financieros (acertó).


Vides Mosquera y Tito Drago
La Crónica 1951

Tito Drago fue uno de los futbolistas mejor pagados del país en ese año. Recibió una prima de S/. 30 mil y una mensualidad que iba entre S/. 800 y S/. 1,000. Su compañero de equipo, ‘Vides’ Mosquera, también recibió una prima de S/. 30 mil por la firma de un contrato de dos, pero una mensualidad de S/. 2,000. Otros jugadores del Municipal que estaban entre los mejor pagados fueron Luis Suárez y César Brush, cada uno con una prima de S/. 25 mil, y Jorge Rodríguez, con una prima de S/. 20 mil, todos por dos años de contrato.(5) El jugador mejor pagado del país ese año fue Valeriano López del Sport Boys, quien recibió una prima de S/. 40,000.

En esa época, cada año, antes del inicio del campeonato, se jugaba un partido amistoso entre las selecciones de Lima y Callao. En 1951 el partido se jugó el domingo 3 de junio y terminó en un empato 2 a 2. Ni Vides Mosquera ni Tito Drago jugaron ese partido. El doctor Estrada, representante del club Municipal, dijo que las estrellas de su equipo no jugaron porque estuvieron enfermos, pero ambos fueron vistos apostando en el Hipódromo de San Felipe. No solo eso, Tito también fue visto jugando el sábado medio tiempo de un partido: representó al Lawn Tennis que jugó contra los Olímpicos del 36, anotando dos goles.

Personas allegadas a Tito dijeron a La Crónica que el crack “estaba con fiebre y que se retiró al sentirse mal”, aunque el lunes 4 de junio se afirmó en la Asociación Central de Foot Ball (antecesora de la ADFP y organizadora del campeonato profesional) que “Tito había dicho que no estaba dispuesto a arriesgar sus piernas por la cantidad de S/. 200.00”.(6) Me imagino que a partir de este incidente nació el mito de que Tito Drago faltaba a los partidos para irse al hipódromo.

Jugando al lado de Lolo Fernández contra Boca Juniors

En aquellos años, varios equipos del extranjero eran contratados para venir a Perú y jugar contra equipos locales. Los equipos peruanos se reforzaban para enfrentarse contra los peruanos. Los equipos del extranjero venían en la pretemporada o mitad del torneo.

La Crónica 1951

En septiembre de 1951, cuando terminó la primera rueda del Campeonato de Selección y Competencia, llegó el club argentino Boca Juniors a jugar contra Universitario y Alianza Lima. La anterior ocasión que había llegado Boca Juniors a Lima había sido el año 1944 y en aquella ocasión había empatado 3 a 3 con la U.

Para el partido contra Boca, la U –dirigida por Arturo Fernández- decidió reforzarse con jugadores del Municipal, Sport Boys, Centro Iqueño y Sucre. Los refuerzos provenientes del Muni fueron el arquero Luis Suárez y Tito Drago. Al principio habían problemas económicos para que la U acceda a los refuerzos, pues el Muni pedía S/. 3 mil por cada jugador, además de los montos a pagar por los jugadores de otros equipos. “En esas circunstancias, jugaríamos los partidos internacionales nada más que para pagar los refuerzos”, señaló un dirigente de la U al diario La Crónica.(7)

El miércoles 12 de septiembre entrenaron con la U los refuerzos contratados: Valeriano López, Dagoberto Lavalle, Joe Calderón y Guillermo Delgado; los tres primeros del Boys y el último del Muni. Si bien asistieron Luis Suárez y Tito Drago, ellos no entrenaron porque aún o habían arreglado su contrato con la U.(8) Ese mismo día 12 se dio a conocer que Tito fue multado con S/. 250 por “protestar en forma incorrecta y descortés de la actuación del referee durante el partido y ser reincidente”.(9)

Tito Drago ya había jugado contra Boca Juniors reforzando a la U. Fue en 1943 y en aquella ocasión, Boca le ganó a la U 3 a 2. Ahora era la oportunidad de una revancha para Tito.

Valeriano López no jugó el partido con la camiseta de la U y varias fueron las versiones. Al principio se dijo que se había lesionado un tobillo en los entrenamientos, luego que la U no decidió llamarlo porque se quedó hasta tarde en una fiesta el jueves 13 y finalmente, que el Boys pedía una garantía de S/. 40 mil si se lesionaba Valeriano en el partido, lo que parece ser la versión más verídica. Además , el Boys pidió una garantía de S/. 15 mil por Lavalle y Calderón.(10)

El viernes 14 se realizó el partido entre Universitario y el Boca Juniors en el antiguo Estadio Nacional, ante una asistencia de 16,380 personas que dejaron una recaudación de S/. 230,439. Según el diario La Crónica, el partido “No correspondió ni a las expectativas de la afición, ni a los altos precios que se cobraron por las localidades”.(11)

La U le ganó 2 a 1 al Boca, con goles de Lolo Fernandez y Tito Drago por la U y de González por Boca. Lo mejor del partido fue el gol de Tito Drago, que según relata el cronista del diario La Crónica:

“Recibió un magnífico pase de León y embaló hacia el campo rival. Otero le salió al encuentro pero Drago con una “finta” lo dejó fuera de acción. Siguió Tito con el esférico y a la carrera empalmó un fuerte taponazo desde 25 metros, y el arquero Diano sólo alcanzó a arañar la pelota”.(12)

Instante del gol de Tito Drago al boca Juniors, El arquero Diano no llega al balón
La Crónica 1951

Luego de ese partido, Boca jugó contra Alianza Lima, empatando 2 a 2. El gol de Tito fue lo mejor que se vio en aquellos partidos que Boca jugó en Lima.

Notas

(1)    La Crónica, 4 de septiembre de 1949. “Municipal devolvió ayer al Sport Boys la gran goleada que este le infligiera”
(2)    Ibídem
(3)    La Crónica, 3 de septiembre de 1949, edición de la tarde. “Campanazo de Municipal. Goleó al Sport Boys: 7 – 2”
(4)    Ibídem
(5)    La Crónica, sábado 2 de junio de 1951. “Más de ciento treinta mil soles ha gastado Municipal en jugadores en pocas semanas”
(6)    La Crónica, martes 5 de junio de 1951. “En la era profesional no pueden tolerarse el engreimiento de los cracks de fútbol”
(7)    La Crónica, martes 11 de septiembre de 1951. “Boca Juniors debe llegar mañana: desempate con la U”.
(8)    La Crónica, miércoles 12 de septiembre de 1951. “Esta tarde llega a Lima el primer equipo de Boca Juniors, prestigioso club bonaerense”
(9)    La Crónica, jueves 13 de septiembre de 1951. “Nueva multa a Tito Drago: 250 soles”
(10) La Crónica, viernes 14 de septiembre de 1951. “Sport Boys pidió garantía de 40 mil soles por su centro forward”
(11) La Crónica, sábado 15 de septiembre de 1951. “Fue una desilusión la presentación del equipo argentino de divisa azul y oro”
(12) Ibídem



martes, 7 de octubre de 2014

Los editoriales del diario El Peruano sobre el combate de Mejillones o Angamos

El diario El Peruano siempre ha transmitido la versión oficial sobre un tema en específico. Durante la infausta guerra con Chile, le correspondió el papel de transmitir la versión oficial de la captura del Huáscar y la muerte de Miguel Grau en el combate de Angamos o combate de Mejillones como siempre lo llamaba el diario El Peruano.

La primera información en el diario El Peruano sobre el combate de Mejillones o Angamos la encontramos en la editorial del jueves 9 de octubre de 1879. Cabe mencionar que la edición del día circulaba a partir de la tarde o noche hasta la mañana del día siguiente, por eso en ocasiones publicaba información recibida en la capital en la madrugada o mañana del mismo día. La editorial comienza reproduciendo dos telegramas desde Arica comunicando del combate y la captura del Huáscar

El Peruano 9 de octubre de 1879
Biblioteca del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú (CEHMP)

La editorial del sábado 11 de octubre se llama “Reflexiones” en donde efectivamente, reflexiona sobre “el golpe que hemos sufrido con la pérdida del mejor de nuestros buques de guerra”.

La editorial del lunes 13 de octubre señala que “Los pocos é incompletos detalles que se conocen de esa formidable lid, nos revelan que nuestro pabellón ha sostenido una lucha titánica y sublime, contra fuerzas inmensamente superiores, coaligadas artera y pérfidamente contra el Huáscar”, pero resalta la actitud del pueblo de Lima y Callao, pues el domingo 12 se reunieron en los Consejos Departamental y Provincial y donaron dineros, alhajas y propiedades para que se invierta en elementos bélicos que “nos proporcionen una justa venganza por la muerte del heroico e inmortal Contra-Almirante Grau” y también anuncia que “el buque más poderoso de nuestra escuadra llevará el nombre de Almirante Grau”.

El Peruano 13 de octubre de 1879
CEHMP

El editorial del 15 de octubre, titulado “Actos y deberes de actualidad”, señalaba que:
“Lejos de arredrar, el combate de Mejillones, el 8 de Octubre último, en que un barquichuelo cuya celebridad no dependía de sus dimensiones, ni de su artillería ni de su blindaje, luchó solo contra una escuadra relativamente formidable; esa acción sin ejemplo, digna de figurar en un poema, ha enardecido el patriotismo, ha despertado el deseo de las grandes acciones, unido mas estrechamente á las fracciones políticas y hecho concebir á todos, nacionales y extranjeros, legitimas esperanzas en el resultado definitivo de la guerra”. 

“Por eso contemplamos un bello espectáculo: el rico entrega parte de su renta; el empleado los sueldos que le adeuda al Fisco, que es su única economía; el pobre, los ahorros que tenía destinados á aliviar las necesidades de su familia; el estudiante sus libros, su reloj y hasta la cantidad destinada por sus padres á la compra de calzado; enfin, la madre entrega con orgullo sus hijos á la patria como en los tiempos de Grecia y Roma; la esposa prefiere ver á su compañero abandonar el hogar, antes de que queden sin venganza los mártires de Mejillones”.


El Peruano 15 de octubre de 1879
CEHMP

El mismo editorial resaltaba que el triunfo en la guerra es casi tan necesario como la existencia del país, así como la necesidad del servicio militar obligatorio y que el día anterior se había publicado un bando en la capital para la convocar a dos mil voluntarios.

La editorial del 18 de octubre es la primera narración “oficial” del combate y establece los siguientes puntos:

“1. El bergantín monitor fue el primero en romper los fuegos contra el “Cochrane:” aquel con un blindaje de dos á cuatro y media pulgadas y dos cañones de á 300; y el 2° con siete á once pulgadas, seis cañones del mismo calibre, pero de artillería y montaje perfeccionados, doble hélice y triples dimensiones que el “Huáscar”. 

2. “Luego que el “Huáscar” estuvo cerca de la playa, se atravesó al blindado, que no cesó de acercarse mas y mas, y rompió sus fuegos. El “Huáscar” con un arrojo indescriptible y que será siempre el título mas honroso del Contra-Almirante Grau, se lanzó al espolón sobre su formidable contendor, que parece evitó el golpe, debido á lo fácil de sus movimientos por la doble hélice.” (Parte del Capitán García y García.) 

3. La lucha, ya bastante desigual, vino a reagravarse con la concurrencia del “Blanco Encalada,” buque de las mismas condiciones que el “Cochrane;” y llegaron en seguida las corbetas y transportes chilenos á rodear y ensañarse contra nuestro pequeño y glorioso bergantín; 

4. Momentos después de trabado el combate una bomba enemiga penetró en la torre del “Huáscar,” haciéndola volar en parte y destrozando completamente uno de los cañones; de suerte que aquel siguió entre un solo cañón peruano contra doce de grueso calibre chilenos, sin contar los de los demás buques; 

5. El Almirante Grau recibió una bala que le llevó las piernas gritando cuando se bajaba á curarlo: ¡no hay que rendirse, bravos! Otra bala arrancó un brazo al Almirante destrozándolo por completo. 

6. Muerto el Almirante, hizose cargo del mando del buque el segundo, Elias Aguirre. Muerto Aguirre, asumió el mando el tercero Melitón Carbajal; habiendo ya perecido el teniente Ferré; Muerto Carbajal, púsose al frente del monitor, en medio de cadáveres y de cuerpos mutilados y cubierto de sangre, el oficial llamado por ordenanza, teniente Rodríguez. A su vez, desapareció Rodríguez de esa escena trágica, que se prolongaba demasiado, y tomó el mando el único teniente que quedaba á bordo, señor Palacios:

 7. Cuando Palacios, á su vez herido, asumió el mando, el buque estaba destrozado; no podía moverse por haber desaparecido el timon; la torre con un cañon en pedazos y el otro desmontado; en fin, no quedaban sino unos cuantos tripulantes armados de rifles; 8. Las lanchas enemigas abrieron el mar para verificar el abordaje; que fue rechazado la primera vez, pero en la segunda el número pudo más que el valor y el heroísmo, a pesar de la lucha que se trabó en la cubierta del “Huáscar” y de la que se cuentan escenas terribles”.

Los conocedores del combate sabemos que esta versión “oficial” está un poco lejos de la realidad. Hace cinco años escribí un post detallando el combate (ver aquí).

La editorial del jueves 30 de octubre trataba de los funerales sin cuerpo presente de los tripulantes del Huáscar realizados el día anterior y una breve biografía de Miguel Grau enfocándose en sus acciones durante la guerra, pero no sólo las editoriales de El Peruano traían información sobre el combate.

El Peruano 30 de octubre de 1879
CEHMP

Desde el día lunes 13 de octubre, el diario El Peruano publicaba en la sección Actualidad, telegramas, oficios, cartas y crónicas referentes al combate de Mejillones o Angamos, algunas en inglés, convirtiéndose en el más importante recopilador peruano de estas noticias, inclusive el 17 de octubre el diario informaba que “Poseemos numerosos informes que publicaremos en nuestras próximas ediciones”. Entre los relatos sobre el combate resaltan las crónicas de los corresponsales de guerra: José Rodolfo del Campo del diario El Comercio (13/X/1879), Manuel Horta de El Nacional (14/X/1879), Julio Octavio Reyes de La Opinión Nacional (15/X/1879), Celso para El Comercio (17/X/1879), Benito Neto de La Patria (20/X/1879), el corresponsal anónimo de El Porvenir del Callao (20/X/1879), Samuel de El Nacional (20/X/1879), Teobaldo Elías Corpancho de El Nacional (20/X/1879) y una versión anónima para La Opinión Nacional (21/X/1879).

También El Peruano publicó las cartas de sobrevivientes de Angamos que tenían como destinatarios a familiares y amigos. Las cartas publicadas fueron las de Fermín Diez Canseco, Santiago Távara y Grimaldo Villavicencio el viernes 17 de octubre; Domingo Valle Riestra, Felipe M. Rotalde, Fermín Diez Canseco nuevamente, Juan Alfaro, José Ignacio Canales, Ricardo Herrera, José Félix Torres, Gervasio Santillana y Julio Sotomayor el 18 de octubre; una más de Fermín Diez Canseco el 22 de octubre; de Melitón Carbajal y Federico Sotomayor y Vigil el 3 de noviembre; otra de Domingo Valle Riestra y una de Pedro Garezón el 3 de noviembre, y la última y la más rica en detalles del combate, de Carlos Tizón el 14 de noviembre.

En cuanto a partes oficiales sobre el combate, el primero publicado fue el del capitán Aurelio García y García, comandante de la 2ª División Naval a bordo de la corbeta Unión, el 13 de octubre en español y el 15 de octubre en inglés. Fue recién en la edición del 3 de noviembre que El Peruano publica los partes oficiales de los sobrevivientes del Huáscar sobre Angamos y reproducen el parte oficial del comandante de la Escuadra chilena Galvarino Riveros sobre dicho combate. En la segunda página (el diario sólo tenía cuatro páginas) aparecen los partes oficiales del capitán de fragata Melitón Carbajal, del teniente 1° Pedro Garezón y del 1er. Ingeniero el norteamericano Samuel Mac-Mahon.

El Peruano cesa sus informaciones sobre el combate de Mejillones o Angamos porque las noticias más importantes en noviembre son relativas a la invasión chilena del territorio peruano.